¿Policía privada y armada para el Condado, Santurce y Miramar? ¡Hazte las preguntas!

Estas personas que están proponiendo una policía privada y armada para el Condado, compuesta de policías "en su tiempo libre o retirados":

-¿Saben la enorme responsabilidad que conlleva ejercer la fuerza contra la ciudadanía?

-¿Saben que si una entidad privada asume una función pública como es velar por la seguridad de una comunidad, esta entidad asume también las responsabilidades de ese ente público?

-¿Conocen las políticas de uso de fuerza con las que la Policía de Puerto Rico tiene que cumplir?

-¿Cuáles son sus políticas de uso de fuerza? ¿Cómo se protegerá la integridad de la ciudadanía?

-¿Qué políticas adoptarán para no incurrir en ilegalidades, violar derechos y ser vulnerables a demandas civiles?

-¿Saben que un policía, aunque no esté de turno, tiene que cumplir con las políticas de la agencia?

-¿Qué garantías de seguridad ofrecerán a la ciudadanía? ¿Cuáles a sus empleados?

-¿Qué mecanismos internos de rendición de cuentas implantarán para responder a los residentes?

-¿Quiénes han tomado esta decisión? No se han llevado a cabo procesos de consulta. ¿Puede un grupo decidir por toda una comunidad? Obviamente, no.

-¿Quiénes pagarán por esta “Policía privada”? ¿Los hoteles? ¿Los comercios?

-Si esta “Policía” la pagarán los residentes, como es el caso de Miramar: ¿Están dispuestos a pagar dos veces por seguridad? ¿Con sus contribuciones y con pagos adicionales a estas corporaciones? ¿Por qué? ¿Responderá esta supuesta "Policía” exclusivamente a quienes paguen por ella? ¿Y los demás residentes, qué participación o injerencia tendrán?

-¿A qué turistas les gusta visitar lugares donde hay policías privados armados en cada esquina?

-¿Quién ganará con esta movida? ¿Quién se beneficiará? ¿Quién decidirá? ¿Qué intereses económicos hay detrás de esta "propuesta"?

Lee aquí los elementos principales con los que tiene que cumplir la Policía de Puerto Rico en el uso de la fuerza.

#HazteLasPreguntas #AgitaYTransforma

Maria Mari